Petición de respeto en el Viernes Santo

Hoy es Viernes Santo, y dentro de unas horas morirá Jesús en la Cruz, y pasará aproximadamente unas cuarenta horas fallecido, desde las tres de la tarde del viernes en que expira, a seis o las siete de la madrugada del domingo en que resucita. Los cristianos llaman a eso tres días y tres noches, así que mucho ojo cuando contrates con un teleoperador judaico un viaje a Galilea, porque te piensas que vas a estar de vacaciones hasta el lunes, y lo mismo a las siete del domingo te están echando del hotel a tomar por culo (1).

Centrándonos en la religión católica, que como sabemos es la auténtica, Cristo nos salvó. Lo que no sabemos es de qué cuernos nos salvó, ya que aparentemente todo sigue igual que momentos después de la Caída (2).

Tal y como, Adán se zampó la manzana, y de inmediato comenzó una masacre universal: los leones se comían a los corderos, los tigres a las gacelas, los osos a los camellos, y así sucesivamente… Es más, cuando Cristo nos salvó, los esquimales ni se enteraron. Siguieron con su rollo, ajenos completamente a que a miles de kilómetros, el carpintero de Nazaret metido a predicador, había sido ejecutado por la Legión, y seguramente le cantarían lo del novio de la muerte y todo eso.

A lo que voy. Se pide respeto por los creyentes y sus celebraciones y ritos tanatofílicos. Veo a conocidos cómo disfrutan de estos días, visten a sus nietos de morado, contemplan el arte en las calles, el silencio, el olor, la música y toda esa enorme montaña de mierda…

Cuando recuerdo que a una de ellas le fusilaron a los abuelos por socialistas, que los hijos no se metieron en más líos del acojone, y que ella es una entusiasta del clero, precisamente por esa cadena de asesinatos convertidos hoy en costumbre y cultura… Se me quitan las ganas de respetar. Pero, vale, acepto la derrota, aplaudo el respeto que exigen: que saquen sus ídolos a pasear, que corten las calles unos días y unas noches… Aunque tengo dos peticiones: la primera, que no tengan la piel tan delicada, porque para los creyentes “respeto” es “que nadie me critique”. Y la segunda, que hagan un esfuerzo, den un indulto y eliminen el infierno. Porque uno por ejemplo, marca la casilla de la Iglesia en lo de la Renta y muere de un infarto…, y te dan un arpa y a cantar en el coro eternamente gregoriano, cuando yo ni sé cantar, ni toco el arpa. Qué miedo.

Por eso pienso que eliminar el infierno, sería un acto de respeto y piedad muy de agradecer, principalmente hacia los pobres niños, víctimas inocentes de la propaganda religiosa que –a través del terror– consigue que sus víctimas, les acaben dando las gracias. Y es que –con respeto o sin él– este es el resumen de toda religión monoteísta: “haz lo que te digo…, o te juro que te arrepentirás”.

Acratosaurio rex

—————————————-
NOTAS sobre La Caída.
(1) Mateo 12-40. Porque como estuvo Jonás en el vientre de la ballena tres días y tres noches; así estará el Hijo del Hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra.
(2) Hace unos años, una vecina se puso los tacones, el traje de fiesta, una mantilla, y se fue con los niños y el marido a la procesión del Domingo de Ramos. Momentos después una estampida humana salida de no se sabía dónde ni por qué, se le echaba encima como los búfalos cuando recorren las grandes praderas en primavera. De seguido metía un tacón del zapato en las rejas de una alcantarilla, y sufría una Caída, rompiéndose el pie en miles de cachitos que fueron recompuestos en traumatología, necesitando una recuperación de un año, y ya nunca más volvió a andar como antes la moza. Esa sí que es una Caída religiosa y no la de la manzana. Como Dios manda.

Un pensamiento sobre “Petición de respeto en el Viernes Santo”

  1. Recuerdo cuando estaba trabajando en el pueblo de barrendero, un domingo de esos que tenía guardia,hablo del año 2002 o 2003. Estabamos un compañero y yo barriendo una plaza en frente de la iglesia, hay un hogar del jubilado al lado.Bueno serían las nueve menos algo de la mañana y había un centenar de personas con una banda de música y un cura y algun religioso mas.Estaban tocando música y de vez en cuando se paraban y el cura decía cosas, que ni sabía ni me importaba, yo y mi compañero al trabajo y a nuestro rollo.El caso es que en el hogar de los jubilados hay unos arcos y nosotros no barremos de arcos para dentro, yo estaba frente a la iglesia y cerca no muy lejos los demás.Veo que se acerca mi compañero para barrer los arcos para adentro, así que se me ocurrió hablar un poco alto para decirle que no barriera allí, de repente empezaron a gritarme un monton de gente y yo me giro y todos los religiosos y la gente gritandome que me callara, que me calle? les contesté, estoy trabajando y he avisado a mi compañero que no barriera esta parte, empezaron a decirme que respetara y que me callara, yo no me callé, insistí y les decía que quien tenía que respetar eran ellos a nosotros que les estabamos quitando su mierda y que estaban en un lugar público,encima ellos tocaban musica con la consecuencia de que ellos si despertaban a la gente un domingo temprano, me enfrente al cura que resultaba ser el que me dió “Etica”.Al final desistieron y todo quedó así.Piden respeto cuando ellos ni siquiera respetan, así que yo pienso respetarlos de la misma forma que me respetan y respetaron

Deja un comentario