Archivo de la etiqueta: destacado

Anarquismo Nacionalismo Cataluña

El anarquismo, la única ideología que mata

Hay historiadores e historiadoras que leo por placer o con fines utilitarios (para alguna investigación en marcha) o por ambos motivos a la vez. Tony Judt forma parte del primer grupo, algo que quizás me replantee a partir de ahora. Cualquier persona dedicada a la investigación histórica tiene ideología, no existe una persona que no tenga su subjetividad, su visión del mundo, su manera de comprender la realidad. Pretender ser objetiva y no estar influida por todos esos componentes (y muchos otros como el género, la raza, la etnia, la clase social, la nación en la que ha nacido, su religión, etc.) es engañoso y sospechoso (quienes lo pretenden llaman historiadores/as «militantes» al «otro u otra» como insulto).

Sigue leyendo

Sexualidad y Anarquismo

La sexualidad es un componente  esencial  del  ser  humano que integra tanto los aspectos, características, comportamientos y conductas puramente biológicas/naturales como las culturales, ideológicas, socioeconómicas,  políticas,  sentimentales, emocionales, afectivas y psicológicas (normas sociales, creencias, valores  morales  y  éticos,  roles  de género, identidad y orientación sexual…). Su desarrollo, maduración y ejercicio precisan de una relación armónica  entre  todos  esos  aspectos diferentes para que la construcción de nuestra identidad, existencia y vida personal y social sea saludable, libre, autónoma y nos conduzca al placer y la felicidad.

Sigue leyendo

Stirner, sobre el único y su propiedad

Recuperamos unos textos sobre un autor, tan incómodo, como fascinante: Max Stirner y su espectacular obra El único y su propiedad; los anarquistas, de forma lúcida en nuestra opinión, han reivindicado a un pensador que nunca se consideró como tal, y que incluso en algunos aspectos puede considarársele opuesto a algunas de las propuestas libertarias, pero que apostó por algo muy valioso: el máximo desarrollo personal, criticando toda abstracción que lo entorpeciera.

Sigue leyendo

Capitalismo, progreso y hambre

Los liberales, los más «puros» al menos, esos que aseguran que poco tienen que ver sus propuestas con el sistema globalizado que sufrimos, aseguran que la solución para la pobreza es que haya más y más riqueza (y, claro, ricos para que las migajas lleguen a otros). Hasta asegura tal cosa un (ex)ácrata como el inefable Antonio Escohotado, que dedica tres volúmenes, creo que más a meterse con el comunismo (estatalista; terrible, claro), que a defender el comercio y el liberalismo. El caso es que esta gente, que en última o primera instancia defiende y apuntala el estado de las cosas, y asegura que la humanidad avanza en línea recta hacia el progreso, son incapaces de explicar cómo es posible que ya avanzado el siglo XXI siga habiendo, según los datos más optimistas, cerca de 1.000 millones de personas que padecen hambre en el mundo. No estoy hablando de necesidad de algún tipo, que también se da en todos los grados posibles, me refiero a Hambre con mayúsculas. No, no hay progreso líneal, los datos oscilan de un año a otro, hacia arriba o, lamentablemente, hacia abajo. Y no tenemos en cuenta la terrible pandemia que afrontamos en la actualidad, y que como toda crisis afecta fundamentalmente a los más humildes dentre de sociedades dividades dramáticamente en clases (que es lo mismo que decir, señores «liberales», adalides de la sacra «propiedad privada», gente que tiene y gente que no tiene).

Sigue leyendo
El activista Octavio Alberola participa en las XVIII Jornadas Libertarias de CGT-València

¿Y si decidimos no ser cómplices?

Después de la primera ola de la pandemia COVID-19 y poco antes de morir en septiembre 2020, David Graeber escribió un texto (1) invitándonos urgentemente a no caer otra vez « en una realidad donde todo esto cobra algún sentido inexplicable, como las tonterías que suelen suceder en los sueños », a no dejarnos adormecer por los sermones de los ricos y sus secuaces « de que colectivamente todos carecemos de sentido común para evitar las próximas catástrofes » y a « crear una “economía” que nos permita realmente cuidar a las personas que nos cuidan ».

Sigue leyendo

Debate sobre precariedad en Redes

El día 21 de marzo (2021) cuatro compañeras de Redes (Clara, Vanessa Z., Ester y Rebeca) debatieron durante una hora y media por videoconferencia sobre la precariedad que padecen en primera persona.

El debate se estructuró en torno a cuatro puntos previamente acordados con la moderadora (Laura):

1- Importancia de partir de una misma, de la propia biografía, en la línea de «yo soy una más entre muchas». Las cuatro compañeras compartieron su biografía personal y de esta manera empezaron a definir cómo experimentaban la precariedad, cómo se organizaban diariamente, cuáles eran sus estrategias vitales a corto y largo plazo, cuáles eran sus expectativas, etc. Las compañeras han trabajado en sectores diversos: hostelería, artes gráficas, telemarketing, limpieza, «cuidados», trabajo social… Llamaba la atención el hecho de que aunque los sectores eran diversos, muy feminizados eso sí, la situación de precariedad era muy similar. Se constató que determinados sujetos ocupaban posiciones de desventaja siendo su movilidad muy limitada o incluso nula: ser mujer, joven, sin estudios, migrante (papeles, situación…), racializada, de opciones sexuales no heteronormativas.

Sigue leyendo

Murales feministas

Es increíble la cantidad de idiotas que reaccionan ante el avance que están llevando a cabo las mujeres. Esto es así que se acuñó el irritante término feminazis, y tiene bemoles que el facherío, o los que les hacen el juego, acuse a los demás de algo así para designar a un supuesto modelo de feminista «radical». Este tipo de mujer, que solo está en la cabeza de estos botarates reaccionarios, viene a considerar que todos los hombres son violadores en potencia. No es algo nuevo, desde hace muchos años se viene identificando cierto activismo con alguna suerte de extremismo fanático, que suelen usar como sinónimo de ese radicalismo que quieren estigmatizar. Una vez más, reivindicamos la condición de radical, ya que hay injusticias que sencillamente hay que extirpar de raíz. El caso del mural de Ciudad Lineal, finalmente vandalizado por unos malnacidos en la significativa fecha del 8 de marzo, resulta paradigmático. Los rostros de 15 mujeres venían a representar las luchas históricas por la igualdad, tal y como lo expresaban los creadores del mural; el concepto de «igualdad» tiene muchas connotaciones y lecturas, pero cualquiera que tenga bien oxigenado el cerebro comprende a qué nos referimos en este caso.

Sigue leyendo

David Graeber: no podemos volver a dormir después de la pandemia

En algún momento de los próximos meses, se declarará el fin de la crisis y podremos volver a nuestros trabajos “no esenciales”. Para muchos, esto será como despertar de un sueño.

Los medios de comunicación y las clases políticas definitivamente nos animarán a pensar de esa manera. Esto es lo que sucedió después de la crisis financiera de 2008. Hubo un breve momento de cuestionamiento. (¿Qué es «finanzas», de todos modos? ¿No son solo las deudas de otras personas? ¿Qué es el dinero? ¿No es solo una deuda también? ¿Qué es una deuda? ¿No es solo una promesa? Si el dinero y la deuda son simplemente una colección de promesas que nos hacemos el uno al otro, así que ¿no podríamos hacer promesas diferentes fácilmente?) La ventana fue cerrada casi instantáneamente por aquellos que insistieron en que nos calláramos, dejáramos de pensar y volviéramos al trabajo, o al menos buscáramos para trabajar, si no teníamos ocupación formal.

Sigue leyendo

Entrevista a la Asamblea de Apoyo a Migrantes en Tenerife: “Las condiciones de vida en los centros son terribles y hay un alto riesgo para la vida”

La intención del Gobierno es clara: que ninguna persona migrante que haya llegado a las Islas Canarias pise el suelo del continente europeo. Para ello, está convirtiendo las Islas en una enorme cárcel al aire libre de la que solo se puede salir en un vuelo de deportación a los distintos países de origen.

Pero esa estrategia se choca con la resistencia que las recién llegadas y con la colaboración prestada por la Asamblea de Apoyo a Migrantes en Tenerife, a la que desde Todo por Hacer entrevistamos en estas líneas para que nos cuente lo que está ocurriendo en las Islas Canarias para tratar del romper el cerco mediático

Sigue leyendo

Fallece la historiadora anarcosindicalista Hanneke Willemse (1949-2021)

A las diez menos cuarto de la mañana de ayer cerraba sus ojos Hanneke Willemse.

Recién aterrizada en Amsterdam aquel verano del 2012, nos conocimos gracias a Octavio Alberola. Quedamos una mañana soleada en el IISH y fue junto a ella, creo recordar, la primera vez que puse mis pies en el edificio. Hanneke entonces seguía triste, todavía lloraba la pérdida de su compañero Jan Groen (1945-2011), con quién compartió amor y rabia. Vida, viajes en caravana, fotografía y la investigación. Y a quien quiso tanto… Juntos se implicaron en el movimiento kraker de Amsterdam y lo filmaron. «No se puede vivir en un tanque» (In een tank kan je niet wonen, 1981), sentenciaron, y los disturbios se adueñaron de Waterlooplein y de la pantalla. Y juntas lo vimos con amigxs después de cenar su pollo estrella y una larga sobremesa animada con canciones revolucionarias. En su casa, por alguna razón, Labordeta llegaba más hondo y salpicaba sabor a tierra quizás por sentirme lejos de la «mia».

Sigue leyendo