Espacio Autónomo Social Yareta, en la costa del Desierto de Atacama.

Sembrar libertad en el desierto

Un agitado año, sin lugar a dudas, ha sido el que se ha vivido desde la trinchera antiautoritaria en la bahía de Antofagasta (Chile). A la realización de actividades temáticas por parte de la Sociedad de Resistencia, el Grupo Pampa Negra y el periódico anarquista El Sol Ácrata; a la proliferación de ferias de propaganda libertaria (Agreste Eclosión, feria libertaria El Gato Negro y Desértica Libros) e iniciativas de comida vegana (Jëngibre), se ha sumado una gran noticia: la apertura del Espacio Autónomo Social Yareta, que pretende ser un verdadero semillero de ideas y prácticas de libertad en la costa del Desierto de Atacama.
Inaugurado recientemente, el 30 de octubre en una tremenda jornada, este espacio ubicado en la población O’Higgins de Antofagasta, rescata el nombre de la ancestral y resistente vegetación del altiplano, de propiedades medicinales y casi llevada a la desaparición por las ansias extractivistas de la megaminería y la complicidad del gobierno chileno. Cabe destacar que se han encontrado especies de hasta 3.000 años, cuya dureza y enorme capacidad de resistir al clima adverso sólo es posible de sortear con picota en mano.

En sintonía con estas características, el Yareta pretende generar dinámicas de resistencia a la explotación, dominación y saqueo en este territorio, para lo cual orienta su actividad en base a cuatro principios: Autogestión, Autonomía, Apoyo Mutuo y Horizontalidad. Entre las iniciativas que alberga destaca la biblioteca La Camanchaka, cuya apertura ha sido gratamente recibida por vecinos y afines que se han acercado a solidarizar, ya sea donando libros, inscribiéndose como socios o pidiendo materiales prestados. Otra instancia que ha comenzado recientemente en este espacio autónomo social, es el ciclo de cine “Por la Liberación de la Tierra”, que a lo largo de noviembre y parte de diciembre tratará, mediante material audiovisual y debates colectivos, la problemática del saqueo extractivista, el modelo neoliberal y su devastación en la región chilena. También se ha conformado un grupo de estudio y preparación para la estandarizada PSU, que está tomando buenos rumbos. Instancias a las que se sumarán, dentro de poco, una serie de talleres prácticos para colectivizar conocimientos y promover la autonomía. Sin duda, se organizarán muchísimas más actividades -como las Sesiones Ácratas, convocadas por el Grupo Pampa Negra para fin de mes- que esperamos permitan seguir potenciando este espacio de creatividad, experimentación y puesta en práctica de nuestras ideas de autonomía y emancipación.
A seguir sembrando libertad en pleno desierto, en la costa, la pampa y el altiplano.

Viento Norte

Publicado en Tierra y libertad núm.341 (diciembre de 2016)

Deja un comentario