El-Capitalismo-Gana-las-Elecciones-Acracia-Anarquismo-Podemos

Análisis post-electorales

Resulta que se están devanando los sesos, pensando qué decir. ¿A dónde fueron los votantes de Podemos? A la abstención parece ser. ¿Y por qué tomaron esa funesta decisión?
Lo primero, la maldición. Desde que nació Izquierda Unida tras la debacle del PCE de los ochenta, ha arrastrado un cenizo que te cagas. No importa cuán interesante haya sido su programa, nunca fue capaz de superar el mal de ojo que le echaron los carrillistas. Así que el que Podemos se juntase con IU, lo único que ha hecho es repartir el mal fario. Y con Anguita, que no ha ganado ni una… Buf.

Lo segundo, la enemistad. Tanto en Podemos como en IU se pusieron a caldo durante un año antes de las elecciones de diciembre de 2015: que si no valéis pa ná, que si vamos a ganá, que si sois unos mataos… Hubo deserciones, pesos pesados que tradicionalmente habían estado en IU, que se pasaron a Podemos. Así que la irritación era mortificante, oh, sí. Y de pronto, tras esas elecciones de diciembre, la unidad, abrazos, besitos y nuevos criterios para nuevas listas… Bueno, no cuela.

Lo tercero, el engaño. Todo este enredo de nuevo partido surge de las cenizas del 15-M, que si tenéis la misma memoria que Dory, recordaréis que no quería partidos, que no quería banderas, que no quería política de la de siempre. Por eso Podemos surgió como una novedad: el apuntarse por internet, montar los círculos, venga asambleas, organizar lo de las primarias, a las que cualquiera podía concurrir, tooodo como con mucha participación, muy democrático. ¿Cuál ha sido el resultado? Una máquina de guerra electoral, un partido de cuadros y una dirección ejecutiva. Chúpate esa. Dirección que, dicho sea de paso, no suelta los cargos ni con alicates. Pooorqueee, a ver. ¿No es muy evidente que del batacazo culpan a cualquier cosa, menos a los analistas que diseñaron la estrategia? ¿No sería momento de poner de presidente de Podemos, a Esmeralda, la Princesa Gitana?

¿Qué debería haber hecho Pablo Iglesias? Hombre, o mujer, pues está clarísimo. “Divide y vencerás”. Pablo debería haber captado a los electores del PP, en lugar de ir a robar votos a la izquierda. Con el mismo o parecido discurso, cambiando alguna palabreja, podía haberse hecho pasar por reaccionario. Una buena cruz colgada del pecho, se me ocurre… La cosa estaba a huevo: por un lado Rivera diciendo que no pactaría con Rajoy. Pablo en cambio hubiera estado abierto a los acuerdos. Un mensaje tranquilizador a los pensionistas… ¡Aparecer con el Papa Francisco!… Y el Partido Popular en lugar de sacar siete millones de votos, hubiera sacado dos. Y la derecha partida en tres, se quejaría de la ley electoral. En resumen: Pablo Iglesias tendría ahora la posibilidad de gobernar, con los votos de la derecha.

Hay que ver. Qué fácil es, analizar las elecciones.

Acratosaurio rex

 

3 pensamientos sobre “Análisis post-electorales”

  1. Supongo que este comentario es una broma. ¡¡Viva el sentido del humor!! (eso sí, el análisis de Acratosaurius, aunque humorístico, es de una lucidez innegable)

  2. Alucino cuando leo análisis supuestamente jocoso realizado por analistas proveniente del mundo libertario y que apostaron, sin más, por la vía posibilista promoviendo encubiertamente la formación PODEMISTA y, claro, ahora, después del batacazo retornan a las raíces que les vio nacer, y es que mantener la coherencia, la ilusión, la esperanza y la decencia, a pesar de estar al alcance de todos/as parece ser que está reservado solo a unos pocos.

Deja un comentario