Ayuda mutua y solidaridad: La respuesta anarquista ante el catastrófico incendio en California

Antes del reciente gran incendio al norte del estado de California [la Hoguera], el estacionamiento del Walmart en Chico, California, ya era un lugar natural para que las personas buscaran una especie de refugio si no tenían otros lugares para quedarse. De acuerdo con Steve Breedlove, un activista anarquista local, la megatienda hizo vista gorda cuando las personas que pasaban por la ciudad estacionaban durante la noche y dormían en sus coches. Entonces, cuando la Hoguera barrió la región, destruyendo totalmente la ciudad de Paradise y desplazando a más de 50.000 personas, era natural que cerca de 100 evacuados hubieran llegado al estacionamiento para montar tiendas, y era natural que Walmart los alentara inicialmente. Algunos empezaron a llamarlo “Camp Wallywood”.

A medida que las personas del grupo trabajaban para ajustarse al súbito cambio de circunstancias, fueron ayudadas, entre otros grupos, por una organización suelta llamada North Valley Mutual Aid (NVMA). Con base en el principio de “solidaridad, no caridad”, la ayuda mutua es un proceso de asistencia a las comunidades, trabajando y apoyándolas en base a sus necesidades, en lugar de un enfoque jerárquico de arriba hacia abajo.

Este principio significaba que cuando una evacuada de Paradise llamada Tammy expresó la necesidad de un espacio comunitario, el grupo de trabajo de limpieza y reconstrucción de la NVMA ayudó a construir uno en el estacionamiento. Dos grandes tiendas de beige se colocaron lado a lado, con almohadas, sillas, libros y algunos otros elementos en el interior componen el espacio común. Una placa de cartón está pegada en el exterior, leyendo: “¡Ven al calor!”. Para Tammy, eso era importante para recuperarse del trauma colectivo del incendio. “Todos nosotros nos curamos juntos en comunidad y cuando [la NVMA] salió y construyó este espacio comunitario, sé que entienden por qué en la comunidad es como nos curamos”, dijo en un vídeo filmado por NVMA. “La comunidad es como lo hacemos todo”.

Antes del incendio, el condado de Butte ya enfrentaba una terrible crisis inmobiliaria, con una población sin hogar de al menos 1.900 personas. La destrucción provocada por el fuego probablemente expandirá esta población drásticamente, y la NVMA quiere ayudar tanto a las personas previamente sin hogar como a las víctimas del incendio, otra diferencia entre la mayoría de los grupos de ayuda humanitaria y la sociedad de ayuda mutua.

Las organizaciones que prestaron asistencia a evacuados tras los incendios del mes pasado incluyen la Cruz Roja y también refugios locales, como el Centro Jesús, el Abrigo de la Comunidad Torres y el Abrigo de Invierno del Espacio Seguro. La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) aprobó más de 12,7 millones de dólares en asistencia para sobrevivientes en los condados de Butte, Los Ángeles y Ventura. Pero los organizadores dijeron que la respuesta federal al Campamento no atendió a las necesidades inmediatas de refugio, alimentos, asistencia médica y suministros, debido a la naturaleza lenta de los procesos burocráticos de respuesta ante desastres. Es en ese punto que las redes de ayuda mutua están llenando las lagunas y asumiendo los esfuerzos de ayuda en sus propias manos.

North Valley Mutual Aid es una de esas redes, e incluye una mezcla de anarquistas, comunistas, socialistas demócratas, “liberales de Bernie” y otros que querían ayudar con ayuda directa. En una serie de reuniones en una librería/cafetería anarquista, los organizadores formaron grupos de trabajo para proveer a las personas más marginadas. Activistas montaron una cocina vegetariana bajo el sistema de valores Food Not Bombs de la Pacific Culture, una empresa local de fermentación en el centro de Chico. Ellos prepararon comida y entregaron a las personas necesitadas, en el estacionamiento de Walmart y en otros lugares.

Rain Scher, un organizador anarquista de la NVMA que vivió en Chico durante 14 años, explicó que Chico “funciona como una pequeña ciudad donde todos conocen a alguien que conoce a alguien, lo que nos hace capaces de celebrar una reunión pública y obtener una red de ayuda eficiente” .

Los organizadores de NVMA analizaron el trabajo del Mutual Aid Disaster Relief para orientación. El esfuerzo nacional desde la base de alivio a desastres se formó en respuesta a la devastación del huracán Katrina en 2005 y trabajó junto al Common Ground Collective, una red descentralizada de voluntarios que respondieron a las necesidades de la comunidad. En Nueva Orleans, médicos voluntarios de la calle proporcionaron tratamiento médico gratuito, y los voluntarios también montaron un refugio para las mujeres, construyeron jardines comunitarios y trabajaron en la recuperación de humedales. Algunas de las personas que proporcionaron ayuda bajo la bandera de North Valley Mutual Aid también trabajaron con el Common Ground Collective.

Apenas unas semanas antes del inicio del incendio, el Mutual Aid Disaster Relief visitó Chico durante una gira nacional de entrenamiento. Mientras nadie en la época podría saber que el incendio más letal en la historia de California iba a llegar al condado poco después, Scher dijo que no fue una sorpresa total. “Hemos tenido incendios malos – no tan terribles como éste, así que estamos familiarizados con el hecho de que esa es una preocupación real y necesitamos estar más preparados como comunidad”, dijeron. “La infraestructura que existe para el gobierno local y federal para atender las necesidades de nuestra comunidad no es suficiente”.

Según Miles, los miembros de la comunidad se reunieron para ayudar a las personas directamente después de los incendios, en lugar de animarlos a permanecer en refugios fuera de Chico – como otras organizaciones, incluyendo la ciudad de Chico y la empresa Walmart. Las autoridades alentaron a las personas a salir “principalmente debido a los cambios de lluvia y temperatura, así como a la falta de servicios disponibles para ayudar a los evacuados”, según la ciudad de Chico. Pero la NVMA no vio la necesidad de que el campamento terminara. “La gente quiere quedarse aquí porque es su comunidad y queremos apoyarlas”, dijo Miles. Él explicó que la gente dudaba en quedarse en un refugio en otra ciudad porque no saben qué esperar cuando llegan.

Breedlove, que está participando con el grupo de limpieza y reconstrucción de la NVMA, dijo que algunos miembros de la comunidad que luchan contra enfermedades mentales y vicios dudan en buscar ayuda en un refugio de la Cruz Roja. Para otros, quedarse con sus mascotas era importante, entonces ellos optaron por salir de refugios que exigirían mantener los animales en otro lugar.

La NVMA distribuyó armazones y lonas para evacuados en preparación para permanecer a la intemperie. El grupo también criticó a la de Walmart, que, según Scher, molestó a las personas en el estacionamiento y retiró las posesiones de una familia. En un comunicado, un portavoz de Walmart negó que las pertenencias personales de alguien hubieran sido retiradas, y observó que “mientras estábamos encantados de servir como un lugar inmediato para escapar de los incendios forestales, la propiedad de Walmart no era una instalación de refugio y no se destinaba a servir como un lugar de vivienda a largo plazo para evacuados u otros que fueron alcanzados por la Hoguera”.

El campamento del estacionamiento terminó siendo desmembrado el 1 de diciembre, pero el grupo de trabajo de limpieza y reconstrucción está actualmente organizándose para presionar a la ciudad a sancionar campamentos autogestionados, semejantes a la instalación en Wallywood, donde las personas podrían ayudarse sin ser gobernadas. “Es del carajo”, dijo Breedlove. “Nuestra comunidad nunca será la misma”. Pero en medio de toda la destrucción, también queda un sentimiento de esperanza, ya que las redes de ayuda mutua se están volviendo más necesarias y difundidas como respuesta a desastres relacionados con el clima”. “Cuando estos desastres ocurren es trágico”, dijo Miles. “Usted ve un colapso del sistema estatal. “Vimos lo que pasa con el capitalismo al enfrentar el desastre”, agregó, pero “la gente tiene la oportunidad de cultivar algo nuevo y mejor y estamos mirando las grietas y viendo qué semillas podemos plantar”.

Erin Coirbett 

Tomado desde la versión en portugués publicada en https://noticiasanarquistas.noblogs.org/post/2018/12/28/eua-como-anarquistas-ajudaram-os-refugiados-de-incendio-californianos-em-um-estacionamento-do-walmart. Traducción al castellano por la Redacción de El Libertario

Deja un comentario