Modernidad y posmodernidad, la tensión libertaria

Hace ya varias décadas que viene hablándose de una época posmoderna. ¿Es verdaderamente así? ¿Son disquisiciones de los filósofos o puede hablarse de una nueva era en que la que se han producido cambios radicales? Personalmente, es algo que me trae de cabeza desde hace tiempo y la respuesta no es sencilla. Por un lado, considero que las premisas de la modernidad siguen vigentes, por otro, es cierto que el mundo se ha transformado ferozmente en muchos aspectos y merece la pena, al menos, que reflexionemos sobre el asunto.

Sigue leyendo

La larga sombra del racismo en los Estados Unidos: Centenario de la masacre racial en Tulsa, Oklahoma

La historia oficial e impuesta en la práctica de los Estados Unidos es un cuento que idealiza el sueño americano desde el privilegio de ser blanco, rico y colonizador. Para conocer otras versiones alternativas de la historia social estadounidense recomendamos la lectura de la obra del politólogo Howard Zinn: ‘A people’s history of the United States‘ (traducido como ‘La otra historia de los Estados Unidos‘). La opresión ha sido aplicada en los Estados Unidos desde que su población de ascendencia europea y blanca decidió unilateralmente que había sido llamada de manera divina en un sentido de misión espiritual a la conquista del territorio Oeste. Una perspectiva que un par de siglos después ha sido ampliada a todo el territorio mundial donde los Estados Unidos mantienen su propósito original de conquista. Según el filósofo estadounidense Noam Chomsky esta idea sería una especie de cometido providencial encargado con gran especificidad a los Estados Unidos, una idea primigenia de extender los valores morales de manera imperialista disfrazada de universal. Y es esa idea original la que ha configurado el desarrollo político, social y económico en la práctica de la potencia más criminal extendida en el tiempo en la época contemporánea.

Sigue leyendo

Bertrand Russell y el marxismo

Bertrand Russell, seguramente ya en oposición al marxismo, consideraba que el socialismo no era una doctrina estricta y definible. Así, una aproximación al mismo consiste en el derecho a la propiedad colectiva de la tierra y del capital; naturalmente, esa propiedad puede aludir a un Estado o, en el caso de los anarquistas, a la propiedad en común por la libre asociación de hombre y mujeres sin la intervención de gobierno alguno. Como es sabido, y tal como Russell indica, existe gran diversidad de escuelas dentro del socialismo.

Sigue leyendo

Jueves 10 de junio: Presentación del libro ‘Historia de la FAI’, con Julián Vadillo

El próximo jueves 10 de junio se presentará en la sede de la FAL el libro Historia de la FAI. El anarquismo organizado. Tendremos la oportunidad de charlar con Julián Vadillo, historiador especializado en movimiento libertario y autor del libro. De igual manera, el también historiador y autor del prólogo Juan Pablo Calero asistirá como ponente, así como Mariella Rosso, de Los Libros de la Catarata. Sin duda, un acto de gran interés que no te puedes perder.

Sigue leyendo

Louise Michel: feminista y anarquista

La conmemoración del 150 aniversario de la Comuna de París trae a la memoria, en este pandémico 2021, a una mujer poco conocida hoy: Louise Michel. Una mujer fundamental en la genealogía anarquista y feminista de la que procedemos todas aquellas que seguimos sintiéndonos cómodas con la denominación de anarcofeministas en el siglo XXI.

Sigue leyendo

Conspiranoias (o no)

Uno es excesivamente amante de las teorías de la conspiración, lo cual no quita que podemos creernos casi cualquier cosa viniendo de las élites económicas y políticas. Cabe recalcar, lo cual no es nada baladí, que dichas élites no poseen unos intereses necesariamente comunes, ni constituyen un frente único a nivel global, lo cual viene a echar por tierra las teorías excesivamente generalistas. El caso es que me entero, recientemente, de la existencia de un libro titular La verdad de la pandemia. Quién ha sido y por qué, o algo similar en su subtítulo. Ya la denominación de una tesis como La verdad de… hace que se nos disparen todas las alarmas contra-conspiranoias, pero seamos justos, tal vez se trata de imposiciones editoriales para vender más ejemplares. Dicha obra viene a sostener que los culpables de la terrible crisis sanitaria, que el mundo viene sufriendo desde hace año y pico, son claro las élites mundiales en combinación con el Estado chino. ¡Ay los chinos, nos comen los chinos! Dicho conspiración, fundamentadada en el Covid-19, agotados otros medios, tendría como objetivo acabar con la Administración Trump. Pero, ¡agárrense los machos!, como el virus no sería suficiente, se ha alentado a movimientos como el Black Lives Matter o el antifascista para alentar los disturbios e incendiar las calles, ya que todo el mundo saber que los movimientos sociales son abiertamente estúpidos. Alguien puede preguntarse también por qué diablos querrían dichas élites, que al parecer según la autora del libro sí constituyen un decidido frente único, acabar con el inefable Trump. No voy a insistir en la respuesta, que pasa al parecer porque el fulano ultrarreaccionario exhabitante de la Casa Blanca vendría a ser un obstáculo para implantar un gobierno mundial de corte, ¡agárrense los machos!, social-demócrata o social-comunista. Obsérvese que podría haberse dicho «de corte autoritario», aunque no creo que Trump lo haya sido menos que otros gobiernos, pero no, la terminología no parece casual.

Sigue leyendo

La fuerza moral del pensamiento de Bertrand Russell

Un aspecto de la obra de Bertrand Russell muy importante, y estrechamente vinculado a la concepción libertaria como garante de una sociedad libre compuesta de individuos libres, es el de la educación. En este sentido, la educación estaría muy relacionada con la política, ya que esta debe ocuparse verdaderamente del individuo y no quedar reducida a una mera técnica.

Sigue leyendo

Limpieza étnica en Sheikh Jarrah y bombardeos israelíes sobre Gaza

Mohammed El Kurd es un poeta palestino de 22 años. Su historia vital es la de la ocupación en tiempo real. La mitad de su casa, situada en el barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, fue ocupada en 2009 por colonos judíos. Él tenía entonces 11 años. Desde entonces ha crecido con esos hombres a su lado, que buscan expulsarle a él, a su familia y a 27 familias más en Sheikh Jarrah. Lo mismo sucede en el área de Silwan con 84 familias que afrontan demandas de desalojo presentadas por colonos que reclaman su propiedad. A veces, cuando Mohammed regresaba de la escuela, los colonos coreaban consignas como «pronto estaréis durmiendo en un basurero en Ramala» o «a sangre y a fuego expulsaremos a los árabes«. Su abuela, Rifqa, – que murió en 2020 con 103 años – resistió durante años los intentos de desalojo y se convirtió en un icono en el barrio.

Sigue leyendo

«El último resistente de Madrid». ¡Ayúdanos a resistir!

Lanzamos nuevo libro. ¡Ayúdanos a resistir!

Biografía y antología de Mauro Bajatierra Morán, panadero anarquista, sindicalista, periodista de  acción, apodado por Lucía Sánchez Saornil como «el último resistente de Madrid» en 1939.
Escrito por  el historiador y compañero, Julián Vadillo Muñoz!
Esperamos os guste la idea, contamos con vuestro apoyo. ¡Salud!

PROYECTO: https://vkm.is/lamalatesta

Mauro Bajatierra Morán (Madrid, 1884-1939) fue un personaje clave para entender la implantación y desarrollo del movimiento obrero y libertario en Madrid en el primer tercio del siglo XX. Panadero de profesión, su capacidad y autodidactismo le llevó al conocimiento de numerosos idiomas y a colaborar desde muy temprano en la prensa, lo que hizo de Bajatierra un periodista al servicio de los trabajadores. Algunas de ellas incluidas en esta antología.

A pesar de su pertenencia a las sociedades obreras de panaderos de la UGT, Bajatierra impulsó la creación del Ateneo Sindicalista de Madrid y del Centro de Estudios Sociales de la capital de España. Su participación y testimonio son fundamentales para entender al movimiento obrero en la crisis de la Restauración. Militante de la masonería, Bajatierra fue acusado sin pruebas de haber participado en el atentado contra el presidente del gobierno Eduardo Dato, saliendo absuelto de estas acusaciones. Escribió la obra “¿Quienes Mataron a Dato?” incluida en este libro.

Durante la dictadura de Primo de Rivera, su labor fue fundamental en los contactos que la oposición republicana tuvo con el movimiento anarquista, siendo uno de los fundadores de la FAI, la Federación Anarquista Ibérica, en 1927. Crítico con las medidas del gobierno republicano-socialista desarrolló a partir de 1931, el anarquista madrileño se mostró siempre partidario de la alianza revolucionaria entre la CNT y la UGT, participando también con su pluma en numerosos periódicos de la época.

La Guerra Civil fue el epítome de su carrera. Corresponsal de guerra para el periódico CNT, sus crónicas fueron de las más afamadas en la época.
Igualmente, las actividades de Bajatierra se centraron en la literatura, siendo autor de numerosas novelas cortas, cuentos infantiles y obras de teatro, algunas de las cuales alcanzaron importante fama en la época.
Su asesinato el 28 de marzo de 1939 en Madrid, a las puertas de su casa, hacen de Bajatierra una de las primeras víctimas del fascismo en la capital de España. Y como le apodo Lucía Sánchez Saornil: “El ultimo resistente de Madrid”.

https://lamalatesta.net/

Un-dia-de-furia-incredula-Escepticismo-Librepensamiento-Anarquismo-Acracia

Cuando la Naturaleza aprieta, ahoga pero a base de bien

¿Es China el origen del Mal? Muchos lo sospechan.

Ahora que ha pasado el Año Primero del COVID-19, viene bien hacer un pequeño resumen para deleite de entusiastas del Gobierno, creyentes en conspiraciones y desveladores de la verdad, por parte de uno como yo, que no tiene ni santa puta idea de nada, que odia con todas sus fuerzas las terapias alternativas, y que solo dice lo que le da la gana.

• Gobierno de izquierdas. Muy breve: Gobierno de Mierda. Una gestión que se salda con 100.000 muertos y cientos de miles de arruinados de clase obrera, junto con un Ingreso Vital que hacer la solicitud es peor que comerse un estropajo, es un subproducto del Progreso ese.

• Hemos perdido la libertad. No. Nunca hemos sido libres, así que no podemos perder lo que no tenemos. Me explico: la pandemia hace visible que si salimos a la calle, es porque al señorito le da la gana. Esa libertad es similar a la que tiene un burro con respecto a su dueño. Sale a la era a trabajar, y si un día le da al campesino por dejar al burro en la cuadra a oscuras, el burro se lo hace en el sitio, y no pasa ná. Lo sé, lo sé. Nunca habéis visto a un burro, pero eso es así. Pues esa es nuestra libertad en manos del  amo, bueno, regular o malo: ninguna.

• La epidemia es como la gripe, afecta a mucha gente pero su mortalidad es mínima. Eso es una mierda pinchá en un palo. Una mínima mortalidad en un montón de gente, es un montón de muertos. Cincuenta millones de contagios con escasa letalidad, implican a cientos de miles de defunciones, millones ingresos hospitalarios y ocupaciones de UCIs. En España hemos tenido más de 100.000 muertos que se pueden atribuir de manera directa al coronavirus. Así que no. Esto no es la gripe.

• El mejor sistema sanitario del mundo. Decían que lo teníamos en cuanto a coste y efectividad. Era el mejor sistema, cogido con alfileres, porque se ha demostrado que viene una ventolera y manda todo a tomar por culo.

• Obsesionados por las SS: Seguridad y la Salud. Hay quien piensa que en nuestra sociedad tenemos un excesivo apego pro-vida. Quiero declarar solemnemente que si este país estuviera obsesionado por la salud, veríamos a diversos gestores sanitarios fusilados en medio de motines furibundos de ciudadanos esbeltos, bronceados y vegetarianos.

• Si se deja a la pandemia a su antojo, la inmunidad natural será mejor que la vacuna. Buah. En Reino Unido han vacunado completamente al 31% de la población, y la curva de muertes ha bajado de los mil muertos al día, a seis o siete en mayo. 

• La vacuna no es más que una excusa de los gobiernos pa meté miedo, y pa que la farmacia se enriquezca. Según esta teoría, hay que dejar que el coronavirus se extienda y afecte a toda la población sana, para que la gente se inmunice de forma natural, y que caiga quien tenga que caer, porque lo natural es bueno, como los meteoritos, el arsénico, los mosquitos y los terremotos.

• Los confinamientos no sirven para detener la pandemia. Sí sirven. Podrás decir que hay que dejar que la naturaleza haga su curro. Pero no que no sirvan para detener la pandemia. Ejemplo: China (el Partido Comunista) ejerció un brutal confinamiento en la provincia de Hubei, que es de grande como España en número de habitantes, y tiene cuatro mil y pico muertos y muy pocos contagios. Las medidas que tomó el Gobierno Chino aquí se considerarían propias del Doctor Fu Man Chú (maldad infinita, búscalo), y la Doctora Ayuso preferiría cortarse las venas e inmolarse ante el Arco de Triunfo antes que ser comunista, porque Madrid es España y hay que ir de cañas (rima y todo).

• Conclusión: si quieres hacer deporte de riesgo, queda con diez personas que no conozcas, que estén sin vacunar, a las ocho de la tarde, en Coria del Río, a orillas del Guadalquivir, en una zona de pasto, a comer carne mechá. Que con un poco de suerte te vas a llevar a casa la listeriosis, la fiebre hemorrágica del Congo, la fiebre del Nilo y el COVID en alguna de sus múltiples variantes, todas ellas productos naturales, al igual que el inefable consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, que también es una criatura del Universo, amén y así sea.

Acratosaurio rex

Un espacio en la red para el anarquismo (o, mejor dicho, para los anarquismos), con especial atención para el escepticismo, la crítica, el librepensamiento y la filosofía en general