Archivos de la categoría Anarquismo en la actualidad

Kurdistan-Socialismo-Anarquismo-Tierra-y-Libertad-enero-2015

Socialismo, igualdad de género y ecología social en las montañas del Kurdistán

KCK (Koma Civakên Kurdistán, Unión de Comunidades del Kurdistán) es el nombre dado a esta organización social. El nombre –y la preparación de su cuadro teórico– ha sido propuesto por el líder del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), Abdullah Öcalan, en su celda de prisión de la isla Imrali, en Turquía; a pesar de esto, tanto Öcalan como el PKK reconocen sin dudar las indispensables y estimables contribuciones proporcionadas por Murray Bookchin. Sigue leyendo

Sobre la liberación de prisioneros y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos

1.- La “normalización” de relaciones entre los poderes gubernamentales deEE UU y Cuba debería coadyuvar a eliminar numerosos y anticuados impedimentos impuestos (por estos mismos gobiernos) a vínculos humanos elementales entre ambas naciones. Sigue leyendo

Desindustrialización y comunismo anárquico

La desindustrialización es ahora un fenómeno característico de los países capitalistas avanzados. En estas líneas aclararé sobre todo el impacto de la desindustrialización en todos los países capitalistas; en segundo lugar, intentaré definir las implicaciones de este fenómeno en la superación del capitalismo, sobre la transformación de la sociedad en sentido comunista libertario. Este tema no solo tiene implicaciones de análisis y de debate teórico, sino que también tiene un impacto muy duro sobre millones de proletarios, sobre los que planea el espectro del paro. Sigue leyendo

Del capitalismo, de su gobierno y del terrorismo neoliberal

La corrupción existente entre los políticos es conocida por todos y, quizá, la más aireada en los últimos tiempos.
Siempre hemos dicho que la política es el arte de engañar a los pueblos, si bien fue Maquiavelo quien la acuñó antes sin decir lo de los pueblos, desde el anarquismo siempre se ha defendido la frase tal como la redactamos y la verdad es que la historia y lo que está pasando hoy en día la hace cada vez más real. Sigue leyendo

Anarquismo y religión: otra vuelta de tuerca

No cabe ninguna duda de que el anarquismo moderno, con alguna excepción, se muestra contrario a la creencia religiosa, aunque matizaremos más adelante. El pensamiento anarquista es eminentemente naturalista (un término que, tal vez, gustará más que “materialista” si lo utilizamos en un sentido amplio); es decir, se esfuerza en buscar causas naturales en los fenómenos, sin incidir en las fantasías religiosas, y en transformar la realidad social desarrollando en un plano terrenal la acción y el pensamiento humanos (en lugar de trasladarlos a un plano sobrenatural). Sigue leyendo

¿Por qué el mundo ignora a los kurdos revolucionarios en Siria?

kurdos-revolucionarios-siria-david-graeberEn la zona donde se desarrolla la guerra de Siria, el Estado Islámico está a punto de deshacer una experiencia democrática. Que el resto del mundo no sea consciente de ello es un escándalo.
En 1937, mi padre se apuntó voluntario a luchar en las Brigadas Internacionales para defender la República española. Un intento de golpe de Estado fascista había sido aplastado temporalmente por la revuelta de los obreros, dirigida por anarquistas y socialistas. En una gran parte de España a ello le siguió una verdadera revolución social, instaurándose en ciudades enteras una gestión democrática directa, poniendo las industrias bajo el control de los trabajadores y Sigue leyendo

La dignidad se conquista

Los llamamientos a las jornadas de lucha por la dignidad del 24 al 29 del mes de noviembre nos hablan de la dignidad secuestrada para los trabajadores, nos muestran una situación de emergencia social marcada por el paro, el hambre, la exclusión, la corrupción… y mencionan especialmente el TTIP, el tratado de libre comercio cuya amenaza silenciosa es precarizar aún más nuestras condiciones de vida. En definitiva, los llamamientos apuntan (y hacen bien) a la catástrofe social y ecológica hacia la que nos dirige el capitalismo.
El manifiesto acaba con un recordatorio de la capacidad de movilización masiva de la convocatoria del 22-M, esperanzadora Sigue leyendo