Archivos de la categoría Opinión

El-Capitalismo-Gana-las-Elecciones-Acracia-Anarquismo-Podemos

Democracia: Dictadura de las mayorías

La democracia es un sistema de gobierno ejercido por las mayorías. Pese a que la democracia es adjetivada de muchas maneras como representativa, popular, parlamentaria, directa, orgánica, constitucional, real, socialista, obrera, etc., siempre es el mismo sistema de gobierno en el que la voluntad de la mayoría se hace ley, y donde para hacer efectiva esa voluntad existen medios de coerción Sigue leyendo

Naturaleza-Humana-Tomas-Ibanez-Anarquismo-Posmodernidad-Acracia

La identidad anarquista

Nunca he entendido lo de considerarse anarquista como una identidad. Para mí las identidades colectivas tienden siempre a constreñirnos en compartimentos estancos, en categorías cerradas, cuantificables, cómodamente identificables y asimilables. Respeto todas ellas, siempre y cuando no se configuren en oposición a otras identidades que tengan por inferiores, pero en mi opinión la Sigue leyendo

Mujer Feminismo

Un ocho de marzo, para hacernos pensar

En estos días tenemos que comentar dos grandes acontecimientos, uno el de las movilizaciones de mujeres para el 8 de marzo, con huelga y todo, y otro es el que no voy a comentar, para no distraeros del primero. Eso es. Ojalá este ocho de marzo la huelga que plantean sea un éxito planetario. Pues la cuestión que me sugiere es la siguiente. Sigue leyendo

Anarquismo individualista en España durante la Dictadura de Primo de Rivera y la Segunda República.

Socialismo y Barbarie

Hace unos días contaba mis impresiones en torno a esa idea que anda lanzando la izquierda, de que el país en que vivimos es un país fascista. Por supuesto. Líbreme la Virgen del Carmen de incitar a pensar que “esto” es justamente lo que llaman democracia. Para nada. Esto es el fascismo. Con banderas, desfiles patrióticos y sacas de madrugada. Sigue leyendo

Nacioalismo España Cataluña

Algunos conceptos sobre cuestión nacional

En los últimos años, es curioso que desde los púlpitos políticos, se llame “nacionalistas”, a cualquiera menos a uno mismo, así lleve encima una bandera de dos metros. Con total tranquilidad se puede denunciar que un medio de comunicación adoctrina, pero el tuyo no. En estado de ataraxia afirmar que la escuela lava el cerebro de los niños, menos la que sirve a tus intereses. Y desenfadadamente Sigue leyendo

Anarquismo individualista en España durante la Dictadura de Primo de Rivera y la Segunda República.

Estar en contra, estar a favor

En nuestros días se nos impone a cada paso una toma de posición respecto a la masa amorfa de acontecimientos que estremecen a la opinión pública. Hay que estar a favor o en contra, porque el matiz engendra la incertidumbre, la incertidumbre lleva a la duda y esta, con frecuencia, a la costumbre de pensar por uno mismo. Y, en nuestro agitado mundo, eso es fatal. Debemos optar ya, sin muchos Sigue leyendo

Utopia-Deseo-Etica-Autoridad-Estado-Anarquismo-Acracia

Las dos caras del poder

“La política no ha sido el arte de gobernar a la gente sino más bien de oprimirlos. Gobernar es reprimir más o menos inteligentemente, más o menos brutalmente, según el tiempo y las circunstancias” (Jeanne Deroin).

La democracia disfraza la naturaleza del poder de manera más efectiva que cuando el Estado se encuentra controlado Sigue leyendo

Violencia-Estado-Anarquismo-Acracia-Cultura-Libertaria

Anarquismo como estrategia no violenta

Antes que nada aclarar que escribo desde la visión del entorno que me rodea. No puedo hablar desde otros puntos de vista donde se están viviendo otras realidades, otros contextos que desconozco al menos sobre el papel, por lo que no soy yo, el que desde la distancia tenga que entrar a valorar las estrategias de lucha que estan tomando quien sea donde sea. Insisto que hablo desde mi contexto Sigue leyendo

Religion-Anarquismo-Posmodernidad-Acracia

Aparente debilidad, gran fortaleza del anarquismo

El anarquismo, nos esforzamos en afirmar de forma pertinaz, no está muerto ni anuncia, afortunadamente, fecha de defunción. Es cierto que sus limites, en forma de ‘movimiento’ o cómo queramos denominarlo, son difusos y cuesta a veces reconocerlo y no claudicar o frustrarse en su peculiar universo, lastrado ante el empuje de ciertos condicionantes externos. Sigue leyendo