Todas las entradas de Capi Vidal

La degradación de los suelos: Élisée Reclus frente a Karl Marx

La degradación de los suelos constituye uno de los problemas medioambientales de actualidad. Pero entre la negación de la mayor parte de los agro-industriales y el catastrofismo fomentado por otros, como Lydia y Claude Bourguignon, a los que si los escucháramos, nos preguntaríamos cómo puede aún existir algún cultivo (y sin embargo, la agricultura sigue…), conviene examinar la situación con sutileza. La geografía, y también la edafología, de un lugar no son iguales que la de otro.
Hay que subrayar también que la cuestión no es nueva en el movimiento anticapitalista. Ha sido motivo de posturas divergentes entre Élisée Reclus y Karl Marx. Sigue leyendo

Concreción de la utopía y subversión cotidiana

Tenemos una convicción: solo la revolución libertaria puede garantizar el porvenir de la Humanidad entera. Una revolución ahora y rápido. Pero ¿por qué decimos esto cuando todo apunta a lo contrario? Porque por revolución entendemos no solo y no tanto el hecho violento que, al prevalecer el protagonismo social de los oprimidos y explotados, consigue el derrocamiento del régimen capitalista y de la institución estatal, sino el proceso que realiza concretamente un conjunto de aspiraciones y la satisfacción de las necesidades presentes en la conciencia colectiva, el proceso que materializa sustancialmente el objeto deseado en el imaginario colectivo: la libertad individual y colectiva, la justicia social; ni más ni menos. Sigue leyendo

El hombre, Dios y el Estado

EL-HOMBRE-DIOS-EL-ESTADO-portada-UTOPIA-LIBERTARIA-ANARQUISMOAníbal D’Auria:
El hombre, Dios y el Estado
(Libros de Anarres, Buenos Aires 2014). 134 páginas.

Como es sabido, el anarquismo considera, a través de Proudhon y Bakunin, que la autoridad político (el Estado) tiene su origen en la autoridad metafísico-trascendental (es decir, la idea de Dios). Sigue leyendo

Anarquismo. Reflexiones sobre su historia y su vigencia

El anarquismo no es un sistema que se pueda considerar, nunca, periclitado. Me explico. Trazar sus perfiles no es tarea fácil, la mayoría de los grandes pensadores no poseen una obra sistematizada y caemos ya en un cliché si señalamos que no hablamos de un sistema cerrado de ideas, que su fuerza reside precisamente en la búsqueda continua de nuevos horizontes. Sigue leyendo

Bakunin. El hombre, las ideas

Mijaíl Bakunin es, sobre todo, un revolucionario. No es un anarquista de salón, es un hombre de acción que no escribió su primer texto político hasta 1842 y siempre consideró que su producción teórica estaba subordinada a su acción revolucionaria. Su biógrafa Helena Iswolsky apunta: “Los escritos de Bakunin están compuestos por cuartillas dispares, proclamas, cartas, artículos de propaganda, arreglado todo a voluntad de los impresores clandestinos o de los amigos a quienes confiaba con frecuencia sus pruebas. Daba a sus camaradas libertad absoluta para retocar y abreviar, sin tener ningún amor propio de autor”. ¿Quiere eso decir que su labor teórica es menor o de escaso interés? En absoluto; pero si es verdad que encontramos en él más intuiciones que certezas. Pero, ¿no es esa, precisamente, una de las señas de identidad del anarquismo? Sigue leyendo

Bakunin, una vida excepcional

Bakunin-abraza-a-Garibaldi-en-el-Congreso-de-la-Liga-para-la-Paz-y-la-Libertad,-Lausana-1867,-dibujo-de-TabetMijaíl Aleksándrovic Bakunin nació en Pryamújino (Tver), Rusia, el 31 de mayo (el 18 según el antiguo calendario ruso) de 1814. La casa estaba en la hacienda que su abuelo, también llamado Mijaíl, había comprado con los ingresos de su cargo de consejero de Estado y vicepresidente del Colegio de la Cámara de la zarina Catalina II. Sigue leyendo

La tumba de Bakunin

En el cementerio de Bremgarten-Friedhof de Berna (Suiza) está enterrado Bakunin bajo una sencilla piedra. A su sombra, el cantautor italiano Alessio Lega compuso la canción La tomba di Bakunin, que traducimos y ofrecemos a nuestros lectores porque nos parece un auténtico compendio poético de la actualidad de las ideas bakuninistas y, sobre todo, de la idoneidad de llevarlas a la práctica. Sigue leyendo

Anarquismo es movimiento. Anarquismo, neoanarquismo y postanarquismo

ANARQUISMOESMOVIMIENTOportadaTomás Ibáñez:
Anarquismo es movimiento. Anarquismo, neoanarquismo y postanarquismo
Virus Editorial, Madrid 2014. 149 páginas.

En este nuevo libro, recién editado por Virus, Tomás Ibáñez insiste en su visión posmoderna sobre el anarquismo, aunque con algunos interesantes matices que le apartan de otros autores. Sigue leyendo

El anarquismo y el Contrato Social

el-contrato-socialLa sociedad política en la que vivimos está fundada en una serie de supuestos, que las personas deberían conocer si de verdad queremos jugar en igualdad de condiciones de cara a una alternativa transformadora; uno de ellos es el mito del Contrato Social, concepto de la modernidad justificador del Estado, pero que halla sus raíces muchos siglos atrás. Tratamos de conocer en el siguiente texto la visión anarquista al respecto. Sigue leyendo